Yan Gomes. (Paul Sancya/AP)

GOODYEAR, Arizona - No hubo suspenso alguno en la reunión del brasilero Yan Gomes con el manager de los Indios, Terry Francona, al inicio de la primavera. No hubo presentaciones, ni decisiones que tomar con respecto al Clásico Mundial de Béisbol ni conversaciones acerca de varias posiciones en el terreno.

"Esta vez fue un poco más sencillo", dijo Gomes. "Y hubo más sonrisas y más risa que el año pasado".

En espacio de un año, Gomes pasó de ser el "otro" jugador adquirido por la Tribu en el canje en que Mike Avilés pasó de los Azulejos a los Indios, a ser una estrella naciente detrás del plato en Cleveland. Tras fungir como utility en Toronto en el 2012, para la segunda mitad de la temporada del 2013, Gomes había reemplazado al dominicano Carlos Santana como el receptor titular de los Indios.

Los Indios imaginaban que en algún momento Gomes mejoraría lo suficiente como para ser su cátcher titular, pero no esperaban que progresara tan rápido.

Gomes comenzó la temporada del 2013 en Triple-A Columbus y no fue convocado a Grandes Ligas sino hasta que el cátcher reserva Lou Marson, quien está ahora con los Filis, se lesionó.

"Lo llamamos debido a algunas lesiones, pero pudo jugar lo suficiente como para que no lo regresáramos", dijo Francona. "Y luego su desempeño detrás del plato fue tan bueno que se hizo cargo del puesto y ahí se quedó. Marcó una gran diferencia para nosotros".

Tras convertirse en el primer ligamayorista brasilero cuando debutó con Toronto, en las eliminatorias para el Clásico Gomes remolcó la carrera decisiva en el triunfo de Brasil por 1-0 sobre Panamá para que su país clasificara. Pero para participar en el torneo, Gomes hubiese tenido que dejar los entrenamientos de los Indios para disputar partidos en Japón.

Santana se iba a ausentar para jugar en el Clásico por República Dominicana. Por lo tanto, Francona dejó claro que Gomes estaría detrás del plato un día sí, un día no si permanecía en el campamento. A la vez, el capataz le dejó saber a Gomes que el club respetaría su decisión su el receptor decidía jugar por su país.

Gomes optó por quedarse en el campamento de los Indios.

"Nos impresionó con su madurez", dijo Francona. "No nos hubiésemos disgustado con él si hubiera ido, pero creo que demostró mucha madurez. Creo que sentía que tenía algo que probar. En retrospectiva, probablemente fue una decisión sensata. Se ha convertido en una potencia (detrás del plato)".

En 88 juegos por los Indios en el 2013, Gomes bateó para .294 con 11 jonrones y 38 remolcadas. Defensivamente, supo manejar el cuerpo monticular. Los pitchers de los Indios tuvieron efectividad de .355 con Gomes estuvo detrás del plato. El brasilero también sorprendió a 38.3% de los corredores que intentaron robarle base.