Placas de los nuevos exaltados al Salón de la Fama de la Serie del Caribe (David Venn/LasMayores.com)

ISLA DE MARGARITA, Venezuela -- Fueron exaltados al Salón de la Fama de la Serie del Caribe el martes los venezolanos Jesús Alfaro, Carlos Quintana y Alvaro Espinoza en una ceremonia llevada a cabo en el Hotel Tibisay en la localidad de Pampatar, Isla de Margarita.

"Para mí es un honor de verdad", dijo Alfaro, quien participó en cuatro Clásicos Caribeños durante la década de los 80 y 90. "Cuando me llamaron y me dieron la noticia del Salón de la Fama de la Serie del Caribe. sinceramente me puse contento y recibí muchas felicitaciones mi esposa, hijos, familiares, amigos y fanaticada".

Alfaro, coach a nivel de liga menor de los Orioles de Baltimore, bateó .325 (80-26) en sus participaciones en la Serie del Caribe. Su mejor recuerdo es de 1982, cuando ayudó a los Leones del Caracas a conquistar la corona en Hermosillo, México con marca de 5-1.

"Fue una cosa espectacular", recordó Alfaro, de 55 años. "Fue un triunfo espectacular y la fanaticada nos esperó en el aeropuerto, en los túneles y en el estadio a la medianoche para recibirnos".

Roberto Espinoza-actual coach de pitcheo de los Navegantes del Magallanes, que disputan esta Serie del Caribe 2014-habló en nombre de su hermano Alvaro, quien no pudo asistir a la ceremonia en Pampatar.

"Era impresionante su forma de jugar, la agresividad con la cual se presentaba día a día", dijo Roberto.

Alvaro Espinoza jugó en tres Series del Caribe con el Magallanes, bateando .368 (57-21).

"En el Caribe las oportunidades que tuvo de representarnos, bueno…recuerdo que cuando jugaba en Grandes Ligas llegaba el primer día (a integrarse a la pelota invernal)", relató Roberto.

Alvaro Espinoza también tuvo una fructífera carrera de 12 años en Grandes Ligas como infielder con los Mellizos, Yankees, Indios, Mets y Marineros. Fue parte de uno de los mejores equipos en la historia de la franquicia de Cleveland en 1995, cuando la Tribu conquistó el banderín de la Liga Americana.

Se retiró de la Gran Carpa con promedio de por vida de .254.

Roberto recuerda el empeño y la dedicación de Alvaro a lo largo de su carrera en el béisbol.

"Era una enfermedad de Alvaro. Prefería estar en el estadio que en su propia casa", dijo Roberto. "Había una práctica y él llegaba mucho más temprano. Era un enfermo de (tomar) sus rollings".

De su parte, el "Cañón" Quintana representó a Venezuela en tres Series del Caribe con Leones del Caracas y su equipo en la LVBP, Aguilas del Zulia. En dichos torneos, Tuvo promedio de .333 (72-24) con dos jonrones y 10 carreras empujadas.

A nivel de Grandes Ligas, jugó cinco temporadas-todas con los Medias Rojas-en las que bateó .276 en 438 partidos.

HABLÓ PUELLO HERRERA
El dominicano Juan Francisco Puello Herrera, presidente de la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe, resaltó la importancia del Salón de la Fama para la Serie del Caribe como espectáculo.

"Creo que este ceremonial ha sido algo importante en la Serie del Caribe, que es la solemnidad que deben tener los eventos", comentó. "Esta es una idea que tuve desde hace bastante tiempo. Es un evento importante en la Serie del Caribe, porque se premia a los que son los verdaderos protagonistas".