Pablo Sandoval

El gerente general de los Gigantes, Brian Sabean, informó que contemplaría ofrecerle una extensión de contrato al venezolano Pablo Sandoval antes del arranque de la temporada regular si el antesalista llega a los Entrenamientos de Primavera en buena forma física.

Para Sandoval ha sido más difícil mantenerse en buenas condiciones que batear una curva de Clayton Kershaw. El peso de Sandoval ha fluctuado durante sus cinco temporadas completas en San Francisco, en un momento llegando el tercera base 280 libras.

Pero como el antesalista lo demostró en el Juego 1 de la Serie Mundial del 2012, todavía tiene un gran desempeño en el terreno. Desde el 2009, cuando Sandoval tuvo un promedio de .330 con 25 cuadrangulares en su primera campaña completa en la Gran Carpa, el bateador ambidextro ha tenido problemas al combinar su poder con la consistencia, debido no solamente a su peso, sino también a las frecuentes lesiones. La temporada pasada, Sandoval bateó .278 con 14 jonrones y 79 impulsadas en 141 juegos. No ha superado los 20 vuelacercas ni el promedio de .300 desde el 2011.

Sandoval estará elegible para la agencia libre después de la próxima temporada, cuando se vencerá su contrato de tres años y US$17.15 millones. Puede ser fácil insinuar que la entrada al mercado libre -- o un lucrativo pacto con los Gigantes -- motivaría a Sandoval a controlar su peso y aumentar su producción.

"Es posible que su mejor medicina sea la agencia libre en el panorama", señaló Sabean. "Si nos impresiona al llegar a los Entrenamientos de Primavera, no me opondría a negociar una extensión".

Aunque los Gigantes prefieren resolver esta clase de asuntos durante la pretemporada, Sabean no descartó esperar hasta el final del 2014 para proponer una extensión, como lo hizo con Hunter Pence. El guardabosque firmó un contrato de cinco años y US$90 millones en el último día de la campaña.