Clay Buchholz. (Boston Globe/Getty Images)

SAN LUIS - Dos preguntas que se han repetido una que otra vez en los últimos cuatro días: ¿Cómo se siente del hombro Clay Buchholz. Y, ¿cuánto podrá lanzar en el Juego 4 de la Serie Mundial por los Medias Rojas contra los Cardenales?

Sabremos las respuestas el domingo cuando el derecho se suba al montículo para medirse al ataque ofensivo de San Luis.

"No hay muchas molestias", dijo Buchholz acerca de la fatiga que ha sentido en el hombro durante esta postemporada. "La bola no me está saliendo de la mano como en los entrenamientos o al principio de la temporada. Creo que eso es así para la mayoría de los muchachos que han lanzado todo el año, y algo con el que he tenido que lidiar durante los últimos tres meses".

El Buchholz dominante de la campaña regular-sobre todo antes de la lesión en el cuello que lo mantuvo fuera de acción durante tres meses-parece ser de hace mucho tiempo. En esta postemporada el diestro de 29 años lleva promedio de carreras limpias de 5.40 en tres aperturas. En 16.2 entradas, ha permitido 19 hits, tres jonrones y 10 anotaciones.

Buchholz se ha visto bien en los primeros innings de sus aperturas en octubre, pero desde la tercera vez que se mide a los bateadores en el orden ofensivo, la oposición le lleva promedio de .529.

Con eso en mente, el manager John Farrell ha insinuado que esta salida de Buchholz-seguramente su única de la Serie Mundial-podría ser más corta de lo usual.

"Llegaremos (al domingo) pensando que nos va a brindar lo que ha dado en la postemporada", dijo el piloto. "Eso podría ser una presentación más corta de lo que hubiéramos visto en abril o mayo. Pero él se ha visto bastante eficaz y esperamos que ése sea el caso (el domingo)".

De ser así, se podría anticipar otra mentalidad de Buchholz, sabiendo que no tiene que preservar la fuerza en su brazo para los últimos innings. En otras palabras, podría "quemar los cartuchos" con más libertad.

"Cada vez que salgo a lanzar, lo último que pienso es en preservar algo", expresó Buchholz , quien nunca se ha enfrentado a los Cardenales. "Con cada pitcheo, trato alcanzar una buena localización y con buenas intenciones. Es así cada vez que agarro la bola. Entonces, eso es lo último que tengo en la mente".

A Buchholz se le ha acabado la gasolina en sus presentaciones de esta postemporada. En caso de repetirse la historia el domingo, el derecho Ryan Dempster y, en menor grado el venezolano Félix Doubront (2.0 innings lanzados el sábado), son opciones para relevo largo.

"Mientras uno está consciente de las aperturas recientes de un pitcher, se mantiene observando y tal vez piense en preparar a los otros", dijo Farrell. "Pero no puedo decir que sea una mentalidad diferente a la de abril o mayo".

De su parte, Buchholz afirma que mantendrá informados a todos sobre cómo se sienta.

"Con esto lo que está pasando ahora, voy a decirles la verdad", manifestó el diestro. "No va a ser una de esas veces en que te sientes cansado y les digas a todos que estás bien.

"Voy a competir y darle a mi equipo la mejor oportunidad de ganar que pueda. Si surge algo y me siento un poco cansado, es algo que les haré saber".