La controversia reinó en el Juego 3 de la S.M. (Matt Slocum/AP)

SAN LUIS - Una de las partes más interesantes de un juego de béisbol es que siempre otorga a los fanáticos una oportunidad de ver algo que nunca han visto antes.

¿Quién pudo haber predicho que la victoria de los Cardenales de San Luis por pizarra de 5-4 en el Juego 3 de la Serie Mundial del sábado sería decidido por una decisión arbitral de obstrucción que produjo la carrera que selló la victoria?

Ahora los Cardenales lideran la Serie 2-1 con miras al Juego 4 y nadie sabe qué esperar cuando estos dos equipos tomen el terreno este domingo. Esto es lo que sabemos hasta ahora:

"Nos estamos enfrentando a un buen equipo. Ellos batallaron", dijo el catcher de los Cardenales Yadier Molina. "No se va a rendir. Van a pelear y va a ser una buena serie".

¿Habrá más locuras en camino?

"Realmente no sé qué va a pasar", dijo el right fielder de los Cardenales Carlos Beltrán. "Solo vi a unos cuantos saltando hacia el terreno y yo salté tras ellos. Fue una gran sensación. Cuando vi a Allen Craig en el terreno, supe que se lesionó, pero el umpire dijo que estaba quieto. Pensé, ¿Qué pasó aquí? Pero ganamos".

Los Cardenales están en buena forma y confiarán en Lance Lynn para llevarlos a la victoria y a un paso de un título de la Serie Mundial. Lynn comanda al staff de los Cardenales con 19 apariciones en postemporada pero no ha lanzado nunca contra los Medias Rojas y se ha enfrentado a cinco de sus peloteros durante la temporada regular.

Sí, Lynn es un veterano de la postemporada, pero duerme en sus laureles con esa experiencia.

"Nunca se va a sentir como un juego normal; es la Serie Mundial", dijo Lynn. "Tienes la oportunidad de abrir en la Serie Mundial contra el mejor equipo de la Liga Americana. Estás emocionado, y sientes un poco de nervios. Pero a la hora de la verdad, te das cuenta que has estado jugando durante toda la temporada; tienes que asumirlo como otra apertura más y estar lo mejor preparado posible. Y una vez que superas todo eso, se trata simplemente hacer el trabajo".

El diestro tiene en su haber dos triunfos en la postemporada, a pesar de haber otorgado siete carreras limpias en 11 2/3 innings en dos aperturas y una aparición como relevista. Sin embargo, no ha lanzado por más de 10 días.

"Creo que él es uno de nuestros lanzadores más subestimados, cuando se trata de hablar de la juventud del cuerpo de pitchers"; dijo el manager de los Cardenales Mike Matheny. "Lance es alguien que ganó 18 juegos para nosotros la pasada campaña regular, ha hecho una gran labor en la postemporada, y se comporta como alguien que ha estado en estas labores por un buen tiempo. Aún así, creo que es un pitcher joven y aún está aprendiendo, aún está adaptándose… Muy similar a lo que hablamos sobre (el abridor del Juego 3) Joe Kelly".

El abridor de los Medias Rojas de Boston Clay Buchholz ha sido cambiado al Juego 4 debido a fatiga en sus hombros, y nadie está realmente seguro en lo que se puede esperar de él. Ha tenido dificultades esta postemporada, al dejar promedio de carreras limpias permitidas de 5.40 en tres aperturas.

"Lo que estoy seguro es que debo salir y competir, luchar por todo el tiempo que John (Farrell) me lo permita y darle al equipo una oportunidad para ganar, con lo mejor de mis destrezas y habilidades", dijo Buchholz. "Obviamente, a juzgar por el par de días que me ha tocado lanzar, no estoy al cien por ciento. Pero como dije en un par de ocasiones este año, no creo que nadie, especialmente a estas alturas de la campaña, esté a plenitud de condiciones tampoco".