SAN LUIS - La primera graduación fue este año y dos de los pupilos de su academia en Puerto Rico ya fueron seleccionados en el draft de las Grandes Ligas.

El sábado, la iniciativa de Carlos Beltrán le valió el premio Roberto Clemente, por sus aportes dentro y fuera del diamante.

Beltrán se sentó el sábado junto a la viuda de Clemente, Vera, durante el acto en que se le entregó el galardón, aproximadamente una hora antes del tercer juego de la Serie Mundial de sus Cardenales de San Luis contra los Medias Rojas de Boston. También asistieron a la ceremonia y conferencia de prensa miembros de la familia Clemente.

"Carlos, eres el orgullo de todos los puertorriqueños", dijo Vera Clemente.

El galardón reconoce a los jugadores cuyas contribuciones dentro y fuera del terreno representen mejor el espíritu del béisbol de las Grandes Ligas. El premio lleva el nombre del legendario pelotero boricua de los Piratas de Pittsburgh, miembro del Salón de la Fama, quien murió el 31 de diciembre de 1972 cuando se perdió en el mar el avión en que viajaba, mientras llevaba asistencia humanitaria a las víctimas de un terremoto en Nicaragua.

"El ganador de este año ejemplifica cabalmente el pensamiento de Roberto", dijo Vera Clemente.

En el caso de Beltrán, se le otorgó el premio por haber creado una fundación benéfica, una de cuyas acciones ha sido establecer una academia donde los jóvenes puertorriqueños pueden entrenar y al mismo tiempo cursar la educación secundaria.

Beltrán ha aportado más de 4 millones de dólares a la academia, con frecuentes actos para recaudar fondos.

"Para mí, la motivación más grande es la necesidad", dijo Beltrán, cuya fundación empezó a funcionar hace ocho años y la academia en 2011. "Esta escuela va a durar muchos años".

"Cuando uno da, las puertas se te abren en tu vida", añadió.

En junio, en plena temporada, Beltrán pasó 12 horas en Puerto Rico para asistir a la primera graduación, de 44 estudiantes. Tomó un vuelo que partió desde Cincinnati y después viajó a Nueva York, llegando a tiempo para un juego contra los Mets.

Además, dos de los estudiantes de la academia fueron seleccionados en el último draft: el campocorto Jan Hernández (Filis) y el jardinero Joseph Monge (Medias Rojas), en la 3ra y 17ma rondas, respectivamente.

"La academia ha tenido un verdadero impacto en las vidas de jóvenes adolescentes en Puerto Rico", declaró Bud Selig, el comisionado de las Grandes Ligas.

Beltrán creció idolatrando a Clemente, quien bateó 3.000 hits en su carrera.

"Siempre quise ser como él, con la oportunidad de jugar béisbol y contribuir a la comunidad", señaló Beltrán.

Beltrán es el tercer puertorriqueño que recibe el premio, emulando a Edgar Martínez (2004) y Carlos Delgado (2006).