Don Mattingly

Al empacar las maletas para San Luis, los Dodgers no podían pedir más. Tres días de descanso, además de la oportunidad de establecer el orden de su rotación con sus dos principales bazas de entrada.

Incapaces de anotar carreras en los últimos 19 innings, los Dodgers regresan a Los Ángeles con el rabo entre las piernas.

Joe Kelly y Michael Wacha, los dos novatos de los Cardenales, silenciaron los bates de los Dodgers, dejando a San Luis con ventaja de 2-0 en la serie de campeonato de la Liga Nacional.

Sólo dos equipos en la historia de la serie por el título del Viejo Circuito han logrado salir triunfantes tras perder los primeros dos partidos.

Los Padres de San Diego lo hicieron en 1984 a costa de los Cachorros de Chicago. La otra oportunidad fue el año siguiente y adivinen quiénes fueron los protagonistas. Fueron los Cardenales dirigidos por Whitey Herzog frente a los Dodgers encabezados por Tommy Lasorda, cuando la serie se disputó por primera vez a un máximo de siete duelos.

No es un panorama nada halagador para los Dodgers, luego que Zack Greinke y Clayton Kershaw, dos ex ganadores del Cy Young, se fueron con las manos vacías de San Luis pese a buenas aperturas.

Pero el lastre de los Dodgers ha sido su ofensiva, uno de cinco factores a tomar en cuenta al pasar al Dodger Stadium:

1. YASIEL PUIG EN EL LIMBO

Seis ponches en 10 turnos. Ocho corredores a quienes no supo remolcar. La chispa que el jardinero aportó a los Dodgers entre junio y septiembre ha desaparecido ante la astucia de Yadier Molina y los Cardenales.

Resulta llamativo que se hablara tanto del puertorriqueño Molina por el fin de semana para el olvido de Puig en San Luis.

El mánager de los Dodgers Mattingly se refirió a que Molina ha hecho un trabajo muy calculador para anular a Puig y evidenciar su inexperiencia. Mattingly dijo que Molina le tenía de "yoyo" y "silla mecedora" al pedirle a los lanzadores una receta de cambios de velocidad y rectas que han dejado patidifuso al cubano en el plato.

"Bolas bajitas, siendo agresivos, cambios de velocidad, no darle nada bueno para batear", comentó Molina.

El mismo Puig señaló a Molina: "Tienen a un cátcher que se las sabe", dijo. Pero insistió que su swing sigue siendo el mismo que empleó durante la temporada, el mismo con el que bateó para .471 en 17 turnos en la serie de primera ronda ante Atlanta.

2. ESTOS SON LOS DODGERS PRE PUIG

Tampoco es culpa de Puig, quien el sábado fue el cuarto bate. El orden ofensivo se ha debilitado debido a las lesiones que arrastran Hanley Ramírez, Matt Kemp y Andre Ethier.

Así que estos Dodgers, con el torpedero Nick Punto y el jardinero Skip Schumaker como titulares, se asemejan un poco al equipo que a fines de mayo era el último de la División Oeste, justo antes que Puig fue convocado de las menores. Un equipo cuyos lanzadores se destacaban, pero con una ofensiva inoperante, en la que los lanzadores rivales saben que el truco es esquivar a Adrián González.

San Luis maniató por completo a la ofensiva de Los Ángeles, cuyos artilleros apenas batearon un hit en 15 oportunidades con hombres en posición de anotar. Dejaron a 16 corredores esperando remolque.

3. ¿JUEGA HANLEY?

Ramírez, el torpedero dominicano que bateó para .500 contra Atlanta, recibió un pelotazo de Kelly en el primer encuentro y no pudo jugar el sábado debido a que no podía hacer el swing con el bate.

Se sometió a una tomografía el domingo, pero los resultados no fueron divulgados.

Mattingly indicó que Ramírez le ha dicho que le ponga en la alineación, pero el piloto se mostró poco optimista al afirmar que hay "ciertas cosas" con las que uno puede salir a jugar. También pueden olvidarse de poner a Ethier (pierna izquierda) en el bosque central, y casi seguramente quedará limitado a funciones de bateador emergente.

4. EL TURNO DE WAINWRIGHT

Un 3-0 a favor de los Cardenales parece como algo cantado. Después de emplear a dos novatos, ahora tendrán en el montículo a su as, Adam Wainwright.

Wainwright viene de ganar dos juegos en la serie de primera ronda ante Pittsburgh, el primero y el quinto. Tuvo efectividad de 1.13 en sus dos aperturas. Su rival será el zurdo Hyun-Jin Ryu. El novato surcoreano redondeó una buena temporada regular, pero apenas pudo tirar tres innings en su salida ante Atlanta en su debut en playoffs.

5. MIKE MATHENY LE HA TOMADO LA MEDIDA A MATTINGLY

En las victorias 3-2 y 1-0, el piloto de los Cardenales ha acertado en casi todo ante un Mattinlgy que ha pecado de conservador. Matheny ha movido fichas con maestría en su bullpen, responsable de nueve entradas y un tercio sin permitir carreras. Ahí están los outs que el zurdo Randy Choate sacó ante el izquierdo Carl Crawford (elevado de foul) y del derecho dominicano Carlos Martínez frente al derecho Mark Ellis (ponche).

Mattingly, en cambio, ha sido cuestionado por su la ocurrencia de mandar un corredor emergente por González en el octavo inning del primer juego. Tuvo que poner a Michael Young en la inicial y éste acabó fallando en los dos turnos que dispuso, bateando el elevado que Carlos Beltrán tomó para fusilar en el plato a Mark Ellis y luego provocando una doble matanza.