Joe Kelly y Zack Greinke.

SAN LUIS, Misuri -- Las alfombras todavía estaban secándose tras quedar empapadas por un baño con champán y algunos jugadores lucían soñolientos luego de una práctica en el Busch Stadium. Un día después de avanzar a la serie de campeonato de la Liga Nacional, los Cardenales de San Luis no tienen tiempo para descansar.

"Obviamente, fue una gran fiesta y hubo mucha diversión", dijo el jueves el relevista John Axford. "Sobre los chicos en la casa club, ni siquiera sé si se fueron a casa".

Los Dodgers de Los Angeles no cuentan con la ventaja de comenzar la serie en su feudo, pero gozan de unos cuantos días adicionales de descanso para saborear el temprano éxito de postemporada. Zack Greinke se estaba preparando para jugar en el quinto juego, luego quedó pendiente, y ahora se siente demasiado cómodo para el juego de apertura del viernes por la noche.

"Una vez que ganamos, sólo se trató de hacer los mejores ajustes posibles", dijo Greinke. "Quiero decir, no hay mucho que realmente se puede hacer".

No hay forma de saber cuál equipo se beneficiará más en el duelo del viernes, si el que llega con inercia positiva de un triunfo el miércoles contra Pittsburgh, o el que tiene más descanso.

Joe Kelly, quien lució como abridor de emergencia en San Luis, lanzará por los Cardenales, mientras que Zack Greinke lo hará por Los Angeles. Kelly, quien recibió la llamada para el primer juego, fue elevado a la quinta posición de partida y luego esperó casi dos semanas antes de subir realmente al montículo.

"Uno podría haber sido suspendido durante ocho días y salir a jugar absolutamente su mejor béisbol", dijo Kelly. "Podría salir a jugar al día siguiente y no tener un buen juego. Todo esto es sobre la ejecución".

Los aces subirán al montículo más adelante en la serie, que se juega al mejor de siete partidos. Clayton Kershaw, el Cy Young de los Dodgers, lanzará el segundo encuentro, y Adam Wainwright lo hará en el tercero por San Luis.

El novato Michael Wacha, quien se ha acercado a un juego sin hits durante sus últimas dos aperturas, va al segundo juego por San Luis. El manager de los Dodgers Don Mattingly dijo que probablemente anuncie el resto de las asignaciones abridoras el día del juego.

La serie juntará a un equipo en gran medida de cosecha propia que busca su segunda aparición en la Serie Mundial en tres años contra uno que ha sido uno de los que más gastan tratando de llegar allí por primera vez en un cuarto de siglo. Los Dodgers gastaron más de 200 millones de dólares para armar su equipo.

"Creo que la nómina que se gasta ahí se vuelve luego una expectativa", dijo Mattingly. "Tienes a estos tipos de alto perfil, con grandes nombres, muchachos que ganan grandes cantidades de dinero y que se supone que deben ganar".

Los Cardenales no contarán con su cuarto bate Allen Craig, quien era examinado el jueves por un especialista por una lesión en un pie.