Aníbal Sánchez

DETROIT -- Cuando se habla de los motivos por los que Detroit es fuerte candidato para representar una vez más la Liga Americana en la Serie Mundial, hay que mencionar su poderoso lineup-esté lesionado Miguel Cabrera o no. Pero el otro gran factor es el pitcheo abridor de los Tigres, que presume a Max Scherzer y Justin Verlander como un formidable 1-2.

La rotación felina es de tanta calidad que cuenta con el líder en efectividad del Joven Circuito en la temporada regular como su número 3 en el orden del manager Jim Leyland.

Por supuesto, ese tercer abridor se trata del venezolano Aníbal Sánchez, quien se subirá a la lomita por los Tigres el lunes en el Juego 3 de la Serie Divisional de la Liga Americana contra los Atléticos de Oakland en el Comerica Park, con las hostilidades empatadas a una victoria por bando.

"Tendría que decir que ésta es la mejor rotación que he tenido", dijo Leyland acerca de la profundidad de su pitcheo abridor este año. "Tal vez haya tenido mejor bullpen en un par de equipos, pero en cuanto a rotación abridor, ésta probablemente sea la mejor".

En los primeros dos choques de la serie en Oakland, Scherzer y Verlander pusieron de su parte, combinándose para permitir apenas dos carreras en un total de 14.0 innings, con 22 ponches.

Ahora los Tigres tienen el lujo de seguir con un lanzador que tuvo marca de 14-7 con efectividad de 2.57 y 202 ponches en 29 aperturas y 182.0 innings. Sánchez no sólo fue líder de la Americana en promedio de carreras limpias, sino que permitió la menor cantidad de jonrones por cada nueve entradas en la liga con 0.445.

"Cada cinco días trataba de tirar un buen juego", dijo Sánchez, quien viajó el sábado temprano de Oakland a Detroit para poder descansar más de cara a su salida del lunes. "Sobre todo con lo que aprendí el año pasado, utilizar mis pitcheos en cada situación, en cualquier conteo e irme arriba en el conteo. Eso fue así todo el año".

Con un repertorio completo de recta, cambio, slider y curva, el maracayero se ha convertido en uno de los lanzadores más eficientes de la actualidad.

"Ha llegado al punto de que no tiene miedo de tirar ninguno de sus pitcheos en ningún momento", confirmó el coach de pitcheo de los Tigres, Jeff Jones. "Obviamente, el bateador nunca sabe qué viene. Evita los patrones.

"Su velocidad es buena", continuó el instructor. "Tiene gran movimiento y lleva mucha confianza".

Adquirido de los Marlins junto a su compatriota Omar Infante en julio del 2012, Sánchez ha sido una pieza sumamente valiosa para los Tigres desde entonces. Ayudó a Detroit a conquistar la División Central de la Liga Americana en la recta final de dicha campaña, antes de brillar en la postemporada cuando tuvo efectividad de 1.77 en tres aperturas.

Con dicha actuación fue premiado con un contrato de cinco años y US$80 millones.

"No sería preciso decir que sabíamos que lanzaría tan bien como lo ha hecho", dijo el gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski. "Cuando lo adquirimos pensábamos que iba a ser a corto plazo. Pero con la evolución de la situación, decidimos quedarnos con él y somos afortunados de haberlo hecho".

Este año el maracayero tuvo 1-0 con efectividad de 3.75 en dos aperturas ante los Atléticos. En su única salida frente a Oakland en los playoffs del 2012, Sánchez permitió dos carreras en 6.1 entradas en el Juego 3, pero fue el derrotado al Detroit ser blanqueado en el Coliseo.

"Creo que este muchacho tiene uno de los mejores materiales de la Liga Americana; es mi opinión", expresó Leyland. "Tira más duro de lo que yo pensaba que lo haría. Tiene un gran repertorio y puede tirar cualquier pitcheo en cualquier conteo".

En los primeros dos compromisos de esta serie, el pitcheo de los Tigres ha permitido apenas tres carreras-la misma cantidad que ha anotado Detroit ante el pitcheo de los Atléticos. Entonces, en una serie de mucho pitcheo hasta el momento, los felinos cuentan con Sánchez para seguir el ritmo, por lo menos de su lado.

"Eso de la (falta de) apoyo ofensivo, pues es parte del juego", comentó Sánchez, de 29 años. "El lanzador tiene que concentrarse, mantener el marcador cerrado y darle la oportunidad de ganar a su equipo.

"En cuanto al bateo, sé que quieren hacer lo mejor que pueden. Pero a veces hay que darle crédito al otro lanzador".