Joey Votto bateó de 4-0 en el Juego del Comodín.

CINCINNATI -- La alineación de los Rojos se mantuvo prácticamente intacta en la temporada muerta, convencidos de que estaba lista para ir lejos en la postemporada. No agregaron a nadie a mediados de la campañ, pensando que seguían bien.

Pagaron por esas decisiones con otra decepcionante actuación en los playoffs.

Una derrota 6-2 en el Juego del Comodón contra los Piratas marcó la tercera vez consecutiva que Cincinnati tuvo una breve aparición en octubre para un equipo que está acostumbrado a conseguir al menos 90 victorias durante la temporada regular pero no puede tener los mismos resultados en la postemporada.

"Creo que todos deben sentirse responsables y encontrar una manera de dar el siguiente paso porque hemos cambiado la cultura aquí", manifestó el jardinero Jay Bruce. "Somos un club ganador. Estoy orgulloso de nuestra temporada en aquel aspecto".

"Pero necesitamos dar el siguiente paso", continuó el guardabosque. "Necesitamos encontrar una manera de hacerlo".

Esta temporada terminó casi de la misma manera que las anteriores.

Los Rojos ganaron 91 juegos y llegaron a los playoffs en el 2010 como campeones de la División Central de la Liga Nacional, poniendo a fin la sequía de 15 años de la franquicia. Fueron barridos por los Filis, pero lo vieron como un primer paso para un joven equipo.

El año pasado, consiguieron 97 triunfos y se llevaron los primeros dos encuentros de la Serie Divisional en San Francisco antes de regresar a casa para caer tres veces en fila. Este año, ganaron 91 partidos y uno de los comodines, pero cayeron en sus últimos seis compromisos, incluyendo el Juego de Comodín en Pittsburgh.