NUEVA YORK -- El pitcher de los Medias Rojas, Ryan Dempster, fue suspendido por cinco partidos y multado por Grandes Ligas por pegarle un pelotazo al astro de los Yanquis de Nueva York, Alex Rodríguez.

El castigo fue anunciado el martes por el vicepresidente de Grandes Ligas, Joe Garigiola Jr., dos días después que Dempster golpeó a A-Rod en el segundo inning de un partido en Fenway Park.

Garigiola también multó al manager de los Yanquis, Joe Girardi, por discutir con el umpire Brian O'Nora el domingo por la noche.

Dempster fue multado con 2.500 dólares y Girardi con 5.000, dijeron personas distintas, relacionadas con las medidas disciplinarias, en declaraciones a The Associated Press.

Ambas fuentes solicitaron permanecer anónimas porque los montos de las sanciones no suelen hacerse del conocimiento público.

Dempster decidió no apelar el castigo.

Boston tiene libre el jueves y el lunes, lo que le permitiría cumplir con la suspensión y sólo tendría que retrasar dos días su próxima salida en la rotación de los Medias Rojas.

Dempster lanzó una pelota por detrás de Rodríguez y otras dos pegadas al cuerpo del antesalista. Su cuarto lanzamiento golpeó al toletero en la protección del codo y rebotó en su espalda. Girardi corrió al terreno e increpó a O'Nora por no expulsar al pitcher.

Girardi fue expulsado. Rodríguez conectó después un jonrón solitario contra Dempster, para ayudar a los Yanquis a ganar por 9-6.

Rodríguez fue suspendido por 211 partidos el 5 de agosto por violar el reglamento antidopaje y el convenio colectivo del béisbol, aunque puede jugar mientras se dilucida su apelación. El pitcher de los Medias Rojas, John Lackey criticó el reglamento la semana pasada porque le permite jugar a A-Rod.

Antes del anuncio de la sanción, Girardi dijo que si Dempster no era castigado, Rodríguez sería "un blanco para la gente, y eso no puede suceder. Es injusto".

El dirigente indicó que jamás había estado tan molesto en un partido, y reconoció haber proferido palabras soeces contra O'Nora.

"Esa pelota es un arma. No es una pelota de tenis, no es una pelota suave", señaló Girardi. "Es un arma, y puede hacerle mucho daño a alguien. Por eso estaba tan molesto. Puedes expresar tu opinión y estar molesto con alguien, pero no puede empezar a pegarle pelotazos a la gente. Es algo temible".

Dempster dijo que sólo intentaba lanzar adentro y que no quería pegarle a Rodríguez.

Nueva York no respondió a la agresión el domingo. Girardi no dijo si hay necesidad de alguna represalia cuando los equipos vuelvan a encontrarse el 5 de septiembre en el Yankee Stadium.

"Lo de proteger a los tuyos sucede desde hace mucho tiempo en este deporte. Desafortunadamente, a veces te ves involucrado en esas situaciones, pero eso es parte de este deporte", apuntó.

Después del encuentro del domingo, Rodríguez se negó a expresar su opinión acerca de si Dempster debía ser suspendido.

"No soy la persona adecuada para responder sobre suspensiones, ¡por Dios!", dijo A-Rod entre risas. "Tengo un abogado que puedo recomendar".