Joe Maddon. (Carlos Osorio/AP)

CLEARWATER, Florida - De no haber sido por la ausencia de Evan Longoria durante 85 partidos, los Rays hubiesen terminado la temporada del 2012 con al menos 95 victorias - suficientes para quedar empatados con los Yankees, campeones del Este de la Liga Americana, y obtener un pase a octubre por tercera campaña consecutiva.

Así lo considera Joe Maddon.

Al capataz no le sorprende que muchas personas en el mundo beisbolero pronostiquen que los Rays del 2013 ganarán su división. De hecho, la revista Sports Illustrated proyecta que Tampa Bay capturará el banderín del Joven Circuito, pero que caerá a manos de los Nacionales en la Serie Mundial.

"Lo acepto, pero no la parte de perder ante Washington", manifestó Maddon. "Creo que somos capaces. Me gustan las expectativas. Te da algo por qué luchar. Creo que a nuestros jugadores les agrada escuchar cosas aquí. Es algo positivo".

Ningún equipo de Grandes Ligas prospera más cuando tiene las posibilidades en su contra.

Según la revista Forbes, el valor medio de una franquicia de Grandes Ligas es de US$744 millones y los Rays valen "apenas" US$451 millones. Pero la falta de recursos económicos no les ha impedido convertirse en uno de los clubes más exitosos del béisbol. Tampa Bay ha ganado 90 juegos o más en cuatro de las últimas cinco campañas.

"El año pasado también estábamos muy entusiasmados con nuestro equipo", dijo Maddon. "Ganamos 90 partidos en medio de todo lo que nos pasó. De cara a la temporada, esperábamos que nos fuera bien….creo que, de no haber perdido a Longo (del 30 de abril al 7 de agosto), hubiésemos terminado con 95 triunfos".

Tampa Bay tuvo marca de 47-27 con su antesalista en el lineup y 41-41 ante su ausencia. Longoria terminó bateando .289 con 17 cuadrangulares y 55 impulsadas en 74 compromisos en el 2012.

Los Rays inician la campaña del 2013 el martes en el Tropicana Field contra los Orioles, quienes en el 2012 obtuvieron su primer pase a la postemporada desde 1997 como uno de los dos Comodines de la Americana.

Durante la temporada baja, Tampa Bay perdió a varios jugadores mediante canjes y la agencia libre, entre ellos el abridor James Shields y el jardinero central B.J. Upton.

"Nuestra perspectiva es similar este año", dijo Maddon. "Sé que perdimos a muchos muchachos, pero a nosotros eso nos pasa todo los años. Estamos acostumbrados.

"Miren a ver lo que hemos hecho (durante esta temporada baja) y compárenlo con los demás equipos de la división. Nos sentimos igual de confiados de poder competir y ganar en esta división este año. Eso lo diré todos los años".

Los Rays están construidos a base de pitcheo y defensa. Pero sin duda alguna se beneficiarían de otro bateador de impacto para acompañar a Longoria, quien está recuperado de un desgarre parcial en la corva izquierda.

También existe la preocupación - aunque los Rays rebosan de pitcheo joven, incluyendo al ganador del Premio Cy Young en la Americana, David Price - de que no serán capaces de compensar los 227.2 innings que Shields, ganador de 15 juegos en el 2012, les brindó el año pasado.

Por otro lado, se especula que Wil Myers, quien pasó a los Rays en el canje con los Reales por Shields y Wade Davis, podría seguir un camino parecido al de Bryce Harper de los Nacionales, quien fue convocado a la Gran Carpa a principios de la campaña del 2012 y ayudó a Washington a ganar su división. Myers, quien conectó 37 jonrones, produjo 109 carreras y bateó para .314 el año pasado, es uno de los prospectos de más promesa en el béisbol. El guadabosque comenzará la campaña en Triple-A Durham.

Dijo Maddon, "Siempre he considerado que debe ser más fácil para un jugador joven unirse al equipo durante la temporada y no acabado de concluir los entrenamientos".

A pesar de sus limitaciones económicas, tras clasificar para los playoffs en tres de las últimas cinco temporadas, los Rays considerarán el 2013 una gran decepción, si no un fracaso total, si no ven acción en octubre.