(Getty Images)

SAN FRANCISCO - Entre los tantos cambios astutos que ha hecho en el último año y medio el gerente general de los Tigres, Dave Dombrowski, uno de los más notables fue el que trajo a Detroit desde Seattle al derecho Doug Fister en julio del 2011.

El jueves Fister-quien lleva efectividad de 1.75 en sus últimas cuatro salidas de postemporada desde el año pasado-abrirá el Juego 2 de la Serie Mundial contra los Gigantes, con los felinos abajo 0-1 luego de su derrota del miércoles.

Fister, de 28 años, se crió en Merced, California como aficionado del equipo de San Francisco. Para él, será una especie de regreso a casa, ya que jamás ha lanzado en el AT&T Park.

"Definitivamente", dijo Fister. "No le digas a nadie, pero yo era fanático de los Gigantes. Es especial para mí poder venir a este estadio y jugar en una Serie Mundial. Obviamente es un momento que no olvidaré."

Fister ha brillado en esta postemporada. En dos aperturas-una contra Oakland en la ronda divisional y otra ante los Yankees en la Serie de Campeonato de la Liga Americana-el diestro lleva efectividad de 1.35 en un total de 13.1 entradas. Aunque salió sin decisión en ambas presentaciones, los Tigres finalmente ganaron esos encuentros.

En la temporada regular, Fister tuvo que superar lesiones en las costillas y en la ingle para terminar con récord de 10-10 y promedio de carreras limpias de 3.45 en 26 aperturas y 161.2 innings lanzados.

Pero guardó lo mejor para lo último. Además de su postemporada brillante hasta el momento, tuvo 3-1 con 2.34 en cinco salidas en septiembre, ayudando a los Tigres a superar a los Medias Blancas por el título de la División Central de la Liga Americana.

Ahora enfrenta otro reto de mayores proporciones ante un encendido equipo de San Francisco y el venezolano Pablo Sandoval, quien dio tres jonrones en el primer choque del miércoles.

"Sí, estamos conscientes de lo que hace el otro equipo", dijo Fister. "Pero al mismo tiempo no queremos alejarnos de nuestros puntos fuertes. Queremos atacar al contrario con nuestro mejor material y no flaquear en ese sentido.

"Queremos jugar el mismo juego de todo el año y atacar con todo."

A pesar de lo especial que será realizar esta apertura en el hogar del equipo de su infancia, Fister sabe que no puede perderse en eso y que tiene que enfocarse en la tarea del momento.

"Siempre ha sido un sueño y ahora se está realizando", dijo, "pero no cambia lo que hacemos en el terreno."