(AP)

Rafael Betancourt ha tenido algunas dificultades últimamente que pueden atribuirse a tener oportunidades esporádicas, pero en sentido general ha mejorado el cerrador venezolano de los Rockies.

Betancourt, de 36 años, llegó al 2012 como taponero de Colorado, pero había ciertas preocupaciones acerca de sus actuaciones previas al Juego de Estrellas, tanto en el 2010 como el 2011. Hace dos años su efectividad fue de 5.06 y la oposición le bateó para promedio de .293 antes del Clásico de Media Temporada. La temporada pasada esos números fueron 4.84 y .281.

Este año Betancourt ha salvado 13 juegos en 17 oportunidades. Pero tres de las cuatro oportunidades de salvamento malogradas han sido en sus últimos seis intentos. En sentido general lleva promedio de carreras limpias de .303 y ha limitado a la oposición a promedio de .223. Pero como equipo los Rockies han tambaleado desde principios de junio, lo cual significa que el veterano no recibía la oportunidad de salvar de manera consistente.

Betancourt, quien había sido preparador de Huston Street en Colorado antes de esta temporada, reconoció que en el pasado ha pasado por períodos en que perdía la confianza. Pero esta temporada se le ha visto más tranquilo y ecuánime.

"Eso es algo que aprendes", dijo el venezolano. "Los últimos dos años, y hasta cuando estaba con los Indios, hubo momentos en que perdí la confianza. Este año, después de cada inning que lanzo, trato de no pensar en lo que pasó en los juegos malos. Trato de volver al día siguiente y, si tengo la oportunidad de pitchar, estaré listo. Eso es algo diferente que estoy haciendo este año."

El derecho sabe que no puede controlar si tiene o no la oportunidad de salvar, así que se dedica a apoyar a los otros lanzadores de los Rockies. Su veteranía ha sido importante en el bullpen durante los partidos.

"Sé que hemos sufrido algunas lesiones (en la rotación abridora) y ha sido difícil", dijo Betancourt. "Hemos perdido demasiados juegos. Pero tenemos que seguir jugando. Llegarán las victorias.

"Para mí, me tengo que enfocar en cada presentación", continuó. "No importa que sea oportunidad de salvamento o no. Los muchachos se están esforzando. No se trata de cuántas oportunidades de salvamento tenga yo, sino cuántas victorias logremos. Si es una situación de salvamento, bien. De lo contrario, si puedo lanzar y ganamos el juego, eso también está bien."