(AP)

La versatilidad de Yan Gomes ha sido un atributo bien valioso para los Azulejos en esta primera parte de la carrera del brasileño en Grandes Ligas.

El novato de 24 años de edad subió por los circuitos minoritarios de Toronto como cátcher, pero también jugó algo en la primera base el año pasado y se le ha visto en la antesala en el 2012.

Gomes se ha demostrado capaz de jugar de manera aceptable en ambas esquinas del cuadro, algo que le ha valido más tiempo de juego a nivel de Grandes Ligas, después del envío a liga menor al veterano Adam Lind de parte de los Azulejos.

"Tiene una gran aptitud", dijo el manager de Toronto, John Farrell. "No tiene miedo. Ha sido mayormente receptor en su carrera profesional, pero es sobresaliente lo que ha enseñado en cuanto a su versatilidad en las esquinas y la habilidad de jugar en ambas posiciones."

La transición a la tercera base fue relativamente inusual para alguien en la situación de Gomes, pero por otro lado tenía sentido si se toma en cuenta la profundidad de la organización detrás del plato. En el equipo grande está bien establecido el joven J.P. Arencibia, mientras que Travis D'Arnaud, uno de los mejores prospectos del equipo, se lleva la mayor parte del tiempo en la receptoría a nivel de Triple-A.

Eso provocó que los Azulejos empezaran a buscarle diferentes posiciones a Gomes; la antesala y la inicial parecían las opciones más lógicas.

"Cuando lo ves en la receptoría y lo ves quechar, pues tiene habilidad atlética y buenas manos", dijo Farrell. "Con D'Arnaud y J.P., su camino a las Grandes Ligas requiere de algo de versatilidad. Entonces, empezamos a verlo (en otras posiciones). Se vio bien y luego lo pusimos ahí en un juego vs. los Orioles en Sarasota (Florida).

"Entonces, ¿por qué no ponerlo en la tercera base todos los días en Las Vegas (Triple-A)?", continuó el piloto. "Podía estar detrás del plato una o dos veces a la semana. Como muchos, estará en el lineup debido a su bate."

Ante la ausencia del suspendido Brett Lawrie, Gomes se ha visto bastante bien al bate, bateando .294 (17-5) con dos jonrones, cinco empujadas y OPS (porcentaje de embasarse más slugging) de 1.011.