TORONTO -- El tercera base de los Azulejos Brett Lawrie fue suspendido cuatro juegos tras protagonizar un altercado, en el que al arrojar su casco de bateo acabó pegándole a un umpire.

Lawrie fue expulsado por reclamar una cuenta de bolas y strike. Furioso, tiró el casco protector contra el piso, el mismo rebotó e impactó en la cadera derecha a Bill Miller, el umpire del plato.

El incidente se produjo en la derrota el martes 4-3 de Toronto ante Tampa Bay.

La sanción fue impuesta el miércoles e incluye una multa cuyo monto no fue divulgado.

Lawrie apeló y podrá jugar en lo que se realiza una audiencia, que podría darse la semana próxima vía una video conferencia. Figuró en la alineación titular del juego del miércoles contra los Yanquis de Nueva York.

"Lo único que cambiaría tal vez es no arrojar el casco ni ninguna pieza del equipo en dirección al umpire porque puede producirse un rebote desafortunado y entonces tienes un lío como el de ahora", dijo.

Lawrie, de 22 años, estaba en la alineación titular el miércoles contra los yanquis, con el mismo grupo de umpires. A Miller le tocó estar bien cerca de Lawrie, en tercera base.

Lawrie fue el más aplaudido en las presentaciones antes del juego, en tanto los umpires fueron abucheados cuando aparecieron sus nombres en la pizarra. No habló con Miller al tomar su posición en el inicio del juego, y se fue rápidamente del terreno al terminar el inning.

"Juego como siempre he jugado", dijo Lawrie. "Siento pasión por el juego y no creo que deba cambiar mada".

Nacido y criado en Canadá, Lawrie realiza su primera temporada completa en las ligas mayores. Miller ingresó al equipo de umpires de Grandes Ligas en 1999.