El gerente general de los Nacionales, Mike Rizzo, se molestó con el pelotazo intencional que le propinó Cole Hamels a Bryce Harper el domingo. El ejecutivo le dijo al Washington Post que Hamels es un "bravucón falso" y que debe ser suspendido por MLB.

Hamels le dio un pelotazo en la espalda con una recta de 93 millas por hora en el primer inning del último juego de la serie entre Washington y Filadelfia el domingo. Después del partido, Hamels reconoció que le dio a propósito.

"Trataba de golpearlo", dijo Hamels. "No lo voy a negar. No estoy tratando de lastimar al muchacho. Probablemente no me vayan a simpatizar mucho debido a esto, pero no voy a decir que no tratara de hacerlo. Creo que entendieron el mensaje; me lo devolvieron. Así se hace y respeto eso. Pueden decir lo que quieran."

Rizzo respondió el lunes, diciéndole lo siguiente a Adam Kilgore del Post: "Nunca he visto un acto de menos clase y menos agallas de una gallina así en mis 30 años en el béisbol.

"¿Dice Cole Hamels que es de la vieja escuela? Es lo contrario a la vieja escuela. Es un bravucón falso. ¿Cree que nos va a intimidar al golpearle a nuestro novato de 19 años que lleva ocho juegos en Grandes Ligas? No sabe con quién está lidiando."

Ahora toma forma una rivalidad entre los sorpresivos y punteros Nacionales y los Filis, cinco veces campeones del Este de la Liga Nacional desde el 2007. Washington se llevó dos de los tres encuentros de su serie del fin de semana.

Después del pelotazo a Harper, éste tomó la primera base sin indidente alguno. Más adelante en el inning, se robó el home. El abridor de los Nacionales, Jordan Zimmerman, golpeó a Hamels con un pitcheo en la tercera entrada, lo cual resultó en una advertencia a ambos dugouts de parte del árbitro principal del juego.

Zimmerman dijo después del partido que no fue su intención golpear a Hamels.

Según el Post, MLB está revisando el caso y que podría haber una suspensión, debido a que Hamels reconoció haberle dado el pelotazo a Harper de manera intencional.

"Esto va más allá de una rivalidad y todo eso", le dijo Rizzo al Post. "Se trata del muchacho más joven en Grandes Ligas. Nunca ha hecho nada. Y luego Hamels se felicita a sí mismo (por golpearlo). Harper es de la vieja escuela. Golpearlo en la espalda, eso no es de la vieja escuela. Eso es (acción de un cobarde)."