(AP)

CHICAGO - Bryan LaHair le puso fin a la sequía de nueve juegos de los Cachorros sin dar jonrón, con su cuadrangular solitario en el noveno inning del partido de Chicago vs. San Luis el martes.

Pero es posible que la actuación de tres hits del dominicano Alfonso Soriano haya tenido un mayor impacto sobre el encuentro, una victoria de los Cubs.

Soriano, de 36 años de edad, posiblemente haya salido de su slump después de empujar la carrera de la victoria en el décimo episodio. Así le puso fin a un bache de 14-0 al conectar sus tres imparables, incluyendo un doble-su cuarto extrabase de la temporada.

"Sé que ha tenido un bajón y que viene batallando un poco", dijo el manager de los Cachorros, Dale Sveum. "Pero ha trabajado (en la posición de la pierna derecha en la caja de bateo) y eso le ha rendido dividendos."

De su parte, Soriano dijo que se ha sentido mejor en el plato.

"En los últimos dos días he sentido que mi swing está de regreso", dijo el dominicano. "Hoy fui más selectivo en el plato. Cuando le tiro a un buen lanzamiento, le doy fuerte a la bola. Mi swing está bien. Eso es lo único que tengo que controlar en el plato (ser selectivo)."

Soriano es el jugador de más edad en los Cachorros, y le gusta ver la energía que exhiben los peloteros más jóvenes.

"Me vuelve más joven", dijo Soriano. "Me pone contento. Sé que tengo 36 años, con 11 en el juego, pero con estos muchachos es como si fuera mi primer año en Grandes Ligas. Estoy contento."

Mientras tanto, Sveum ha indicado que va a mantener a Soriano en el quinto puesto de la alineación.

"Creo que sigue siendo una amenaza", comentó el capataz. "No voy a bajarlo, de eso pueden estar seguros. Es una gran amenaza.

"Está en el quinto puesto y cuenta con gente en su alrededor que pueden hacer algunas cosas. El guía de los medios no miente. Cuando todo se acabe este año tendrá sus 25-30 jonrones , recordaremos esto (su mala racha reciente) y nos reiremos."

Al enterarse de lo dicho por Sveum, Soriano sonrió.

"Lo último que quiero perder es la confianza", dijo. "Sé de lo que soy capaz. Jugamos 162 partidos y a veces tienes una mala semana, dos semanas. Eso no significa que la temporada haya terminado."