SANTO DOMINGO, República Dominicana - Las fechas de las tres horas más anticipadas del béisbol del invierno son marcadas en el calendario durante el verano. Los duelos se comparan a la Serie del Subway, la Batalla de la Bahía y la Serie de la Estrella Solitaria de las Grandes Ligas, pero si se combinara las tres.

Es Licey vs. Aguilas en el Estadio Quisqueya y hasta ver un partido de esta serie de cerca, no sabes lo que significa una rivalidad en el béisbol. Se puede colocar a los Yankees vs. Medias Rojas en segundo lugar, pero la distancia entre los dos es amplia.

"Es el partido del año y tienes que decir 'wow' cuando sales al terreno y ves a todas las personas," dijo Willy Mo Peña, jardinero de los Medias Rojas y quien milita con las Aguillas. "Es más que los Yankees vs. Red Sox. Es como un partido de postemporada cada partido."

El juego dentro del campo sólo se puede comprar con el "juego" fuera de campo. Campañas, trompetas, silbatos e instrumentos improvisados dominan en las gradas. Los comentarios entre los aficionados de ambos equipos llegan a tal volumen que los empujones suelen ocurrir cada vez que los dos equipos se miden en el diamante.

Los partidos tienen su propio ritmo que llega gracias al sistema de audio del estadio o por los propios aficionados. Si quieres mantener una conversación con la persona sentada a tu lado tienes que gritar o quedarte en casa.

Es así de ruidoso.

Y los colores también dominan el escenario. Parece que todo el mundo está vestido del azul de Licey o el amarillo de Aguilas y los que no están en fila dentro de la tienda del estadio o afuera del estadio comprado artículos pirateados de sus respectivos equipos.

La locura llega a tal nivel que los jugadores y los aficionados afirman que una persona muere después de cada partido entre Licey y Aguilas por shock, dolor o alegría. La muerte, dice, ocurre en el campo o al frente de la televisión y el relato de la historia suele llegar sin sonrisa alguien. De esto no se chotea.

"Es intenso, loco y divertido a la vez, tiene un poco de todo," dijo el jugador del cuadro de Grandes Ligas, Carlos Pérez, quien juega primera base por el Licey. "Para los jugadores es un reto tratar de sacar todo eso de tu mente y concentrarte en el juego, pero a veces te olvidas y dejas que la emoción te lleve. Quieres darle una patada al otro equipo porque todos los aficionados están tan emocionados."

Para todo el drama, el partido entre Licey y Aguilas es sólo una parte de la experiencia que se vive durante la Liga Invernal Dominicana. La liga tiene un total de seis equipo en varios puntos del país: Tigres del Licey y Leones del Escogido en Santo Domingo, Estrellas Orientales en San Pedro De Macorís, Aguilas Cibaeñas en Santiago, Gigantes del Cibao en San Francisco de Macorís, y los Azucareros del Este en La Romana.

Compuesto de jugadores de las Grandes Ligas y las ligas menores, la Liga Dominicana comienza cuando termina la temporada de las Grandes Lias y concluye con un fase final de todos contra todos en enero. El ganador tiene un puesto asegurado en la Serie del Caribe, un torneo que mide a los campeones de las ligas de México, Venezuela, Puerto Rico y la República Dominicana.

"Puedes multiplicar la intensidad de un partido de Grandes Ligas por 100 para encontrar un parecido con el béisbol dominicano," dijo Peña. "Los aficionados tienen tanta pasión que es como un partido de fútbol donde cada equipo representa otra cultura y del resultado depende el derecho de presumir todo el año. Es difícil de compararlo."

Peña tiene razón. Ningún partido en Latinoamérica tiene la intensidad de Licey-Aguilas, aunque se puede argumentar que Caracas-Magallanes en Venezuela es muy parecido.

"Todo aficionado del béisbol debe ver uno de estos partidos," declaró Manny Acta, nuevo entrenador de los Nacionales y ex manager del Licey. "No puedes ver un partido en la República Dominicana y que ese partido no sea Licey-Aguilas.


La rivalidad tiene que ver con los campeonatos y el respeto. Licey, el equipo con más tradición en la República Dominicana comenzó a funcionar en 1907. Las Aguilas llegaron en 1936.

Los dos equipos se han combinado para ganar 13 de los últimos 14 títulos de liga y las Aguilas han ganado siete de los últimos 11 títulos desde 1995. Licey, el campeón actual, tiene un total de 19 títulos.

"Claro que este partido me ha ayudado mi carrera," comentó Melky Cabrera, jardinero de los Yankees y las Aguilas. "Si puedes jugar en este partido, puedes jugar donde sea." .